Super Mario World [Análisis]


La princesa Peach -Toadstool- ha sido secuestrada otra vez el culpable es Bowser, el rey Koopa. Nuestro querido regordete fontanero italiano se pone su mono de trabajo y sale en su busca. Así comienza nuestra aventura.




PLATAFORMA: Super Nintendo/ Super Famicom
GÉNERO: Plataformas
Nº DE JUGADORES: 1-2
IDIOMA: Inglés (T)
LANZAMIENTO: 1990
DESARROLLO: Nintendo
DISPONIBLE EN: GBA, Wii
PRECIO: 5-10€


Comienza la aventura

Empezamos en Dinosaur Land con Mario y ya se nos plantea un dilema: ¿Ir a la izquierda o a la derecha?. Ya vemos la primera de las muchas novedades que encontraremos en este cartucho, la no linealidad, permitiéndonos elegir un camino sin necesidad de ir siempre por uno preestablecido. Seleccionamos un destino y comenzamos la partida.


Una vez comenzada la partida observamos que los escenarios son muy coloridos, la banda sonora es tan pegadiza como siempre -o incluso más- y que hay numerosas novedades. Una de éstas es la cantidad de objetos que podemos encontrar, desde bloques de información -nos aportan pistas o datos-, a bloques de colores, monedas grandes -si coleccionamos cinco repartidas por un escenario ganaremos una vida-, o incluso una pluma con la cual podremos volar, flotar en el aire y atacar con la capa.


A los nuevos items se le añaden los ya conocidos como las setas rojas que hacen crecer a Mario, las verdes que le dan una vida, la flor que permite a nuestro personaje lanzar bolas de fuego y la estrella que le convierte en invulnerables unos minutos.

Yoshi aparece en escena

Acabamos de decir que Super Mario World trae muchas novedades y una de éstas son los numerosos items que podemos encontrar, pero la novedad más destacable es sin duda Yoshi, un simpático dinosaurio verde que nos acompañará durante nuestra aventura con el que todo será mucho más fácil ya que montado sobre él podremos comernos a determinados enemigos y realizar diferentes ataques como lanzar fuego, lanzar una concha verde, pisar fuerte o incluso volar. Además, si lo vamos alimentando con comida podremos conseguir vidas extra.
Pero Yoshi no será el único dinosaurio que encontraremos ya que en cada mazmorra deberemos rescatar los diferentes huevos de Yoshi, que estarán custodiados por los jefes de los castillos, que pertenecen a la familia del rey Koopa -Bowser-.

Junto a ellos, habrá un sinfín de enemigos que intentarán hacer la vida imposible a nuestro querido amigo, desde las típicas tortugas a un rinoceronte llamado “Reznor” que lo encontraremos como jefe final en los fuertes que nos toparemos durante nuestra aventura.

Mario, el fontanero cerrajero

A las novedades ya mencionadas hay que añadir la cantidad de escenarios ocultos que deberemos desbloquear si queremos completar la aventura a 100%. Muchos de los escenarios esconden más de una salida y ésta suele ser mediante una llave oculta que deberemos introducir por una cerradura, pero acceder a esta llave no será tarea fácil ya que necesitarás más destreza de la normal como llegar al final de un escenario sin ser golpeado conservando tu capa para acceder a una zona volando, llevar a Yoshi para que se pueda tragar una llave que Mario no puede alcanzar o llegar rápidamente a una zona antes de que el tiempo se acabe son algunos ejemplos.
Además no podemos olvidar la importancia que tendrá en nuestra aventura los bloques de colores ya que cuando descubramos un palacio de un bloque de color será imprescindible que saltemos sobre el pulsador para desbloquear todos los bloques de ese color para que nuestra travesía se vea facilitada permitiéndonos acceder a zonas que antes era imposible.


Super Mario World, un auténtico éxito 


Nintendo estaba viendo el panorama que había a finales de los 80 donde Mega Drive que había salido en el 1988 se estaba imponiendo en el mercado de los videojuegos. Entonces, Nintendo decidió atacar con Super Nintendo, pero necesitaba un juego y Super Mario World fue ese juego. Confiando de nuevo en el mago Miyamoto, que anteriormente ya cosechó un gran éxito con las anteriores entregas de Super Mario en Nintendo con Super Mario Bros y Super Mario Bros 3 principalmente, junto a Takashi Tezuka en la dirección, crearon una obra maestra que era técnicamente insuperable y vendería más de 20 millones de copias en todo el mundo. 
A día de hoy...


Es raro que exista una persona en el mundo que no conozca a Super Mario. Desde hace muchos años Mario ha crecido con nosotros y han salido numerosos juegos de nuestro amigo desde que apareciese en la Nintendo de 8 bits como personaje secundario en Donkey Kong, encontrándonos con juegos de aventura, de carreras, de deportes, etc. y aún siguen apareciendo en las nuevas consolas como Nintendo3DS con Super Mario Land 3D o el juego Super Mario Galaxy 2 para WII que salió hace unos meses. 

  

El cartucho que nos ocupa y recogiendo todo lo dicho hasta ahora, no hace falta que digamos que Super Mario World es un juego que engancha. Hace años disfrutamos un montón con la aventuras de nuestro querido fontanero italiano pero a día de hoy cogemos el mismo juego y disfrutamos igual o incluso más. Desde aquí os recomendamos encarecidamente que juguéis a este juego. Es indescriptible la sensación de desbloquear los mundos, desbloquear un bloque de color oculto, llegar al mundo de la estrella, conseguir una llave, ir con Yoshi, luchar con Bowser… Todo es mágico.

Nos gustaría recordar que tenemos la suerte de que si disponemos de una Wii podemos conseguir este juego por 800 Wii POINTS si no tenemos la suerte de una Super Nintendo guardada en el armario de casa. Además, este juego saldría al poco tiempo en un nuevo cartucho de Super Nintendo, “Super Mario All Stars”, que reunía los juegos de Mario que salieron en Nintendo más este Super Mario World. Años más tarde saldría en GBA con el nombre de “Super Mario Advanced 2”. Como vemos, el juego se puede conseguir por diversas formas. De todos modos, solo el cartucho original para Super Nintendo se puede conseguir por un precio inferior a los 10€, un precio más que recomendable si se tiene una SNES.
 

Conclusión


Super Mario World rompió barreras con todo lo visto hasta ese momento. Se acabó la linealidad, era una aventura larga ya que aunque el juego podríamos pasárnoslo de forma rápida tomando atajos, tenía 96 niveles a desbloquear y cientos de secretos lo que lo hacían un juego muy rejugable. Además todo esto se acompañaba de mágicos escenarios y de diferentes tipos: contrarreloj, casas encantadas, castillos, escenarios debajo del agua, debajo de tierra… perfectamente detallados y con unos gráficos muy coloridos. El sonido siempre nos engancha y nos obliga a tararearlo, su gran jugabilidad y mucha mucha diversión es lo que nos aportó en su momento este cartucho, nos lo sigue aportando y dentro de unos años nos lo aportará, ya que es una auténtica obra maestra la cual nunca nos cansaremos de jugar. 


Volver a ANÁLISIS/REVIEWS
SUPER NINTENDO/SUPER FAMICOM
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios:

Publicar un comentario