Ninja Gaiden [Análisis]


El ninja Hayabusa, justo antes de morir en un duelo, entrega a su hijo una espada legendaria, la espada del Dragón. Ryu Hayabusa está dispuesto a vengar a su padre, ¿lo conseguirá? Comenzamos el análisis de Ninja Gaiden.  




PLATAFORMA: Nes/Famicom 
GÉNERO: Acción-Plataformas
Nº DE JUGADORES: 1
IDIOMA: Inglés (Pal)
LANZAMIENTO: 1989 (JP y US)/1991 (EU)
DESARROLLO: Tecmo
DISPONIBLE EN: TurboGrafx16, PC y Nintendo eshop
PRECIO: 30€ (solo cartucho); 45€ (completo PAL/NTSC)



Una aventura de venganza… ninja

Noche de luna y dos ninjas batiéndose en un duelo. Ambos saltan y se golpean con la espada, pero Ken Hayabusa corre peor suerte que su rival y muere. Ryu Hayabusa, hijo de Ken, encuentra una carta con la noticia de que su padre se iba a batir en un enfrentamiento y que si no regresaba, la Espada del Dragón de la familia Hayabusa sería suya y que debería reunirse con Walter Smith en América. Ryu hará caso a su padre, pero a la vez, comenzará su venganza.



Tras la espectacular intro (recuerda que se trata de un juego de Nes de 8 bits), pulsamos “Start” y comienza el Acto I. Nos encontrábamos en un juego de acción-plataformas lateral (side-scroll) en donde controlábamos a Ryu con el botón de salto y con el otro, atacábamos. Teníamos la posibilidad de poder retroceder por si se quería coger algún ítem, explorar el recorrido o eliminar algún enemigo, entre otros. 



En la aventura de Ryu, como todo gran ninja, podía encontrar numerosos ítems para que su aventura resultase mucho más sencilla, o mejor dicho, no tan extremadamente difícil:

Puntos de salud: Nos recuperaba una parte de la barra de vida. Se suelen encontrar escondidos en objetos del escenario.



Puntos de espíritu. Los podemos encontrar de dos tipos: azules, que nos aportaban 5 puntos y rojos, que nos aportaban 10 puntos. Eran imprescindibles para poder lanzar los ataques ninja especiales.



Puntos de Bonus. Los podíamos encontrar también de dos tipos: azules, que nos aportaban 500 puntos y rojos, que nos aportaban 1000 puntos.



Vida extra. Item con la cara de Ryu, escasas, bastante difíciles de conseguir y bien escondidas por los escenarios.

Parar el tiempo. Sirve para congelar los enemigos y poder avanzar sin ser atacado por los mismos durante un breve período de tiempo.



Ataque ninja: Estrella ninja y estrella de molinos de viento. Podíamos atacar pulsando arriba y el botón de acción. Un ítem muy útil para acabar con los enemigos desde la distancia. Cada vez que la utilizábamos gastábamos 3 puntos de espíritu si se trataba de la estrella ninja o 5 puntos si se trataba de la estrella de molino de viento. Además, la estrella de molino de viento volvía hacia nosotros volando por el alrededor trazando círculos, resultando muy eficaz contra los enemigos.  



Ataque Ninja: Llamas. Ataque muy útil para acabar con los enemigos que se encuentran cercanos a nosotros a una cierta altura o enemigos voladores como pájaros, águilas, ninjas voladores, murciélagos…  Consume 5 puntos de espíritu.



Ataque Ninja: Giro con la espada. Si nos atacan por las alturas, nos sentimos rodeados o queremos acabar con algún enemigo sobre alguna plataforma, por poner algunos ejemplos, este ataque resulta muy eficaz haciendo que nuestro protagonista salte y en el aire gire con su espada acabando con cualquier amenaza. Consume 5 puntos de espíritu. 



Ataque Ninja: Rueda de fuego. Cuando la conseguíamos, Ryu era rodeado por un círculo de fuego, que le permitía acabar con cualquier enemigo que entrase en contacto con él durante unos segundos. No consumía puntos de espíritu.



Ryu tenía un control muy bueno con la utilización única de solo dos botones. Podía ser  controlado con el pad direccional y con los botones de salto (A) y de ataque con la espalda (B). Si teníamos un ítem de ataque ninja, la mayoría podían realizarse pulsando arriba del pad direccional y con el botón de ataque. Además, Ryu tenía la habilidad Ninja de colgarse a las paredes, carteles de publicidad, rocas… saltando sobre las mismas para poder acceder así a plataformas de mayor altura.



El gran reto del camino Ninja…

Ryu Hayabusa se enfrenta en su camino de venganza a cientos de peligros y cada cual más difícil, encontrándose desde enemigos donde su fuerza reside en los ataques cuerpo a cuerpo, a villanos que atacaban a distancia o incuso que nos atormentan por el aire.

Motorista con bate. Los encontramos por los primeros escenarios. Son lentos y fáciles de vencer con la espada. Te atacan cuerpo a cuerpo.   



Perros/ panteras. Bastante rápidos y molestos. Salen en bastantes escenarios y atacan siempre desde la espalda y en los momentos más oportunos. Los perros los encontramos en los primeros actos, mientras que las panteras a partir del acto 3. 



Lanza cuchillos/matón. Lo encontramos por los primeros actos. Su único peligro es el ataque desde la distancia. Si esquivamos sus ataques y le atacamos cuerpo a cuerpo o lanzándole algún ataque ninja, será historia.   



Boxeador. Enemigo bastante rápido si nos enfrentamos cuerpo a cuerpo. Atacarle rápido o desde la distancia con nuestras técnicas ninja es la mejor opción. Lo encontramos en los actos 1 y 2.



Demonio. Enemigos muy molestos que nos atacan lanzando cruces. Debemos tener especial cuidado ya que si nos encontramos en acantilados pueden hacernos caer por los precipicios. A partir del acto 2 empezarán a hacernos la vida imposible.



Jugador de rugby o fútbol americano. Personajes bastante rápidos, que pueden saltar y golpearnos en el aire. Cuidado con estar cerca de un precipicio y tenerlos por ahí molestando ya que podremos terminar en el barranco. A partir del acto 2 comienzan a hacernos la vida imposible.



Soldado. A partir del acto 2 nos encontramos con ellos. Nos disparan tres proyectiles con su arma y en muy poco tiempo vuelven a disparar. En ese momento de pausa deberemos atacarle cuerpo a cuerpo o atacarle desde la distancia.   



Espadachín. Similares a los motoristas pero estos son más rápidos y peligrosos ya que se sitúan estratégicamente cerca de los lugares por donde pueden hacerte mucha pupa.. por ejemplo, un acantilado. En el acto 2 comenzaremos a conocerlos.



Murciélagos. Nos atacan con movimientos de arriba-abajo. A veces es mejor esquivarlos que perder el tiempo con ellos. En el acto 2 los veremos por primera vez. 



Águilas. Enemigos de los más molestos del juego ya que nos pueden quitar hasta tres puntos de vida y nos atacan por el aire y a veces, justo cuando estamos en el aire. Aparecen en el acto 3 de color marrón y más adelante, blancas. No las olvidaremos desde la primera vez que las veamos.   



Soldado con bazooka. Nos esperará en el acto 3 y está agachado esperando nuestro acto de presencia para atacarnos con su proyectil. Ser rápido y atacarle desde la distancia o al cuerpo es la mejor forma de acabar con él.



Espadachín momia. Lo encontramos en el acto 4. Bastante lentos y solo pueden atacarnos si estamos cerca de ellos. Acabar con ellos desde la distancia o ser más rápido que ellos es la mejor opción para acabar con ellos.    



 Ninja verde. Enemigos muy rápidos que deberemos atacarles con nuestros ataques ninja para que no se complique la cosa o ser más rápidos que ellos con nuestra espada. En el acto 4 hacen acto de presencia.      



Cabezón lanzacuchillas. Aparecen en el acto 4. Similar al demonio, pero más rápido y molesto. Los Ataques ninja son la mejor opción para acabar con él desde la distancia.    



Lanza mazas. Enemigo corpulento que va con un mazo en la mano y lo lanza de forma similar a los cabezones-lanzacuchillas y a los demonios. Los encontramos en el acto 4.    



Karateka. Nos atacaran con sus patadas giratorias en el aire. Estando en tierra y atacándole con la espada o con los ataques ninja especiales desde la distancia serán fáciles de vencer. En el acto 4 los vemos por primera vez.



Torreta serpiente. En el acto 4 las veremos por primera vez. Son torretas fijas con forma de serpiente las cuales nos disparan proyectiles. La forma de acabar con ellas es atacar desde la distancia o acercarnos sin ser alcanzado por sus disparos para acabar cuerpo a cuerpo. Tener cuidado si hay algún barranco cerca de ellas no vayamos a ser alcanzado por sus proyectiles.



Lisiado saltarín y monstruo saltarín. En el acto 5 y 6 encontraremos estos curiosos enemigos. Aparecen agachados e inofensivos pero de repente saltan sobre nosotros y nos atacan de forma rápida. Ser más rápido que ellos con la espada o con los ataques ninja es fundamental para no ser alcanzado por ellos.



Lanza hachas. En el acto 5 aparece este enemigo el cual nos recibe lanzándonos su hacha giratoria. Mucho cuidado con las distancias con él y sé rápido en atacarle para que no te alcance.   



Jason. Este enemigo con hacha en la mano lo encontramos por primera vez cerca del final del acto 4. Mucho cuidado con su hacha ya que nos podrá hacer mucha pupa.     



Ninjas voladores. De los enemigos más molestos del juego sin lugar a dudas. Mucho cuidado cuando aparezcan ya que nos lanzan estrellas ninja y si nos alcanzan podremos caer a los barrancos. En el acto 5 nos harán la vida imposible.     



No podemos olvidarnos de los jefes finales o boss al término de cada acto, que no son muy difíciles una vez sabes su patrón de lucha. Estos enemigos van desde un bárbaro a enemigos sobrenaturales. En líneas generales, hay un abanico muy amplio de enemigos, cada uno con sus características y se agradece que no sean los típicos enemigos que se repiten cambiando de color como otros juegos de la época. 



Seis actos llenos de valentía… y desesperación.

Ninja Gaiden cuenta con seis actos, algunos sencillitos como los primeros, pero luego nos encontramos con otros que suponen un auténtico desafío. Cada acto se divide en unas subfases y terminan con un boss al final del mismo.

Acto 1: Destino. Se divide en dos subfases. La primera transcurre por los las calles, avanzando constantemente lateralmente hacia la derecha de la pantalla, pudiendo colgarnos a paredes y carteles publicitarios. Nos encontraremos con motoristas, perros, matones y algún boxeador a lo largo del nivel. La siguiente subfase y última es el primer boss del juego, un bárbaro. Este acto es bastante sencillo pero no todo será así de fácil… 

Acto 2: La huida. Se divide en tres subfases. Nos encontramos en una especie de fábrica acabando con más motoristas, matones y perros. Aparecen también los murciélagos por primera vez y este nivel se caracteriza de que un salto mal ejecutado y caeremos por los numerosos precipicios perdiendo la vida de nuestro protagonista. Este nivel es algo largo ya que tendremos que avanzar lateralmente hacia la derecha, subir un par de pisos hasta que lleguemos a una zona de avance hacia la izquierda y al final del mismo, nos permitirá salir al exterior. La siguiente subfase son unas ruinas con numerosos acantilados y con enemigos como demonios, jugadores de rugby, soldados con ametralladoras, samuráis y murciélagos. Estos dos niveles son bastante larguitos ya que cada uno de ellos tiene como tres partes (cada vez que se sube o baja con la escalera a una zona superior o inferior). Al final del acto, en la subfase 2-3 nos espera el boss, un gigante con chaleco y una máscara, llamado Bomberhead que nos atacará con una cuchilla giratoria.



Acto 3: La persecución. Nos trasladamos a un paisaje forestal, bastante colorido, en donde podemos caer al agua si no tenemos cuidando. Avanzaremos eliminando a samuráis, panteras, molestas águilas, demonios y soldados con ametralladoras. Después de esto, en la fase 3-2 nos trasladamos a un paisaje nevado con más samuráis, soldados con bazookas, águilas, demonios, jugadores de fútbol americano y panteras. Al término de la fase, en la fase 3-3 nos encontraremos con el boss, Basaquer.



Acto 4: Una trampa. En el primer nivel de este acto pasamos a una selva evitando caer al agua y combatiendo a soldados con metralletas y bazookas, panteras, águilas, demonios, murciélagos, jugadores de rugby, samuráis… hasta que llegamos arriba de una montaña. De allí nos trasladamos al nivel 4-2, el interior de una mina, en donde aparecen nuevos enemigos como el espadachín momia, los ninjas verdes, un cabezón lanzacuchillas y los molestos enemigos voladores como murciélagos y águilas blancas.



Al final de este nivel, hay unas escaleras que nos llevan al interior de una especie de templo y al nivel 4-3, plagado de boxeadores, matones, motoristas, perros, soldados con metralleta… y nuevos enemigos como enemigos lanza mazas, karatekas, torretas serpiente e incluso algún Jason. No podemos olvidarnos de los barrancos. Cuando superemos estos peligros, nos espera el boss, en el acto 4-4, Kelbeross, los perros demonio. 



Acto 5: Combate a vida o muerte. Nos encontramos en una especie de catacumbas o cuevas en donde los enemigos del anterior acto estarán presentes como los espadachines-momia, los cabezones lanzacuchillas, los ninja-verdes, murciélagos, águilas blancas… y nuevos enemigos como gigantes blancos que lanzan hachas giratorias y los lisiados saltarines. Al salir de este nivel nos encontraremos en el acto 5-2 donde iremos ascendiendo por una montaña con los enemigos mencionados anteriormente, junto a karatekas, torretas serpiente y algún Jason. El peligro abunda en este nivel ya que los enemigos aparecen constantemente en los momentos más inoportunos como en algún salto y podremos caer a precipicios fácilmente. Además, habrán saltos en donde se requiera bastante habilidad para poder ejecutarlos.  



Una vez arriba del todo, nos situamos en el nivel 5-3, donde estaremos en una especie de ruinas con motoristas, matones, boxeadores, algún perro, enemigos lanza mazas, jugadores de rugby, panteras, soldados con ametralladoras y bazookas, samuráis, águilas, murciélagos, lisiados saltarines, cabezones lanzacuchillas, los gigantes con hachas, espadachines momia y como olvidarnos de los molestos ninja voladores que aparecen por primera vez. Casi todos los enemigos vistos hasta ahora hacen presencia en este acto haciéndolo bastante complicado y cada nivel se las trae, siendo además largo. Al final del nivel, nos enfrentaremos al boss Malth. En líneas generales, un Acto muy complicado de superar.



Acto 6: La caída del Demonio. Si hasta ahora no habíamos sufrido y sudado para llegar aquí, este acto es una auténtica locura. Comenzamos el nivel por donde terminamos, en las ruinas retrocediendo sobre nuestros pasos y eliminando enemigos como soldados con metralleta, murciélagos, águilas blancas, karatekas, torretas serpiente, algún jason, unos pequeños monstruos saltarines. Al final del nivel entraremos a la guarida de Jaquio, en donde encontraremos enemigos lanza mazas, motoristas, matones, perros, murciélagos, super molestos ninjas voladores, soldados con metralleta, murciélagos, águilas blancas, monstruos saltarines, algún Jason, torretas serpiente, samuráis, jugadores de rugby, demonios, águilas, cabezones lanza cuchillas, espadachines-momia, ninjas verdes, lisiados saltarines… estos dos primeros niveles también gozan de bastante variedad enemiga y también con sus zonas con precipicios.



En el nivel 6-3 continuamos en la guarida de Jaquio, derrotando murciélagos, karatekas, algunos Jason, soldados con ametralladoras, lisiados saltarines, gigantes lanza hachas, ninjas verdes, espadachines-momia, águilas blancas, cabezones lanzacuchillas, monstruos saltarines, torretas serpiente… hasta llegar al final donde nos esperarán varios boss en los niveles 6-4 y un último y definitivo jefe final en el nivel 6-5.



En total, Ninja Gaiden cuenta con 21 niveles, algunos bastantes largos, en donde avanzamos por diferentes zonas antes de finalizarlos (ya sea subiendo y bajando escaleras como atravesando puertas) y de aspecto visual sobresaliente para la época, bien detallados y variados, siendo bastante coloridos algunos de ellos, mientras otros son algo más oscuros, introduciéndonos así en la aventura. Los personajes estaban bien recreados, tanto los aliados y Ryu como los enemigos y algunos, de un tamaño bastante grande en pantalla. Visualmente roza un nivel muy alto.



El aspecto sonoro del juego también está a un nivel alto. Sus melodías animadas y variadas animan todos los actos y niveles y se agradece que no sean repetitivas como ocurre con otros clásicos de Nes aunque algunas se vuelvan a escuchar más adelante. Los sonidos de los ataques, saltos, magias, los enemigos, la muerte de nuestro héroe… son aceptables, aunque a veces, se vuelven algo molestos, sobre todo cuando no paramos de ser apaleados por los ataques enemigos y escuchamos el sonido de daño recibido. En líneas generales, este apartado está a un nivel más que notable.



Un genial apartado técnico con dificultad endiablada

Ya hemos hablado del aspecto visual y sonoro pero otro aspecto a destacar de Ninja Gaiden es sin duda la introducción de las escenas cinemáticas, las cuales, nos mostraban de que trataba un Acto e íbamos comprendiendo que sucedía en la sorprendente historia, pasando a ser fantástica y mucho más compleja de lo que parecía al principio, al igual que conocíamos nuevos personajes. Estas escenas eran bastante larguitas, algunas incluso sobrepasando el minuto.



En la aventura, sabíamos por las escenas que intervienen varios personajes a lo largo de la misma como Irene Lew, una agente de la CIA que nos ayudará en nuestra búsqueda, al igual que Walter Smith, amigo del padre de Ryu o Foster, jefe de la CIA, que contratará a Ryu para trabajar junto a él hasta que le consiga unas estatuas de incalculable poder. Para la época, todas estas escenas estaban muy bien ya que nos daban una historia y conectaban perfectamente con cada Acto, tanto al principio como al término de los mismos. 



El control de Ryu era excelente, como ya comentamos con anterioridad, haciendo que la jugabilidad del juego sea muy buena, eso sí, está empieza a un nivel muy alto, siendo muy adictivo, pero luego, debido a su excesiva dificultad, va decayendo e incluso desesperando y para muestra un pequeño vídeo de unas pequeñas muertes que hemos ido sufriendo en el transcurso de este análisis y es que Ninja Gaiden es uno de los videojuegos más difíciles que hemos jugado nunca y sin lugar a dudas, son todo un reto para los jugadores más expertos, sobre todo, los últimos actos. No sabemos quien tuvo la genial idea, pero lo de llegar al primer boss del Acto 6, saber seguro que morirás porque no conoces su patrón todavía, caer derrotado y tener que repetir todo el Acto desde el comienzo es la gran faena, de las de cientos de momentos infernales que te hace pasar este juego, sin añadir los enemigos que aparecen de repente y te golpean durante un salto con un barranco cerca o los “queridos” ninjas voladores o las águilas… o incluso los murciélagos. Todos los enemigos nos hacen la vida absolutamente imposible.



Debido a la excesiva dificultad, la duración del juego puede ser interminable. Aunque la historia nos puede llevar unos cincuenta minutos si la pasamos del tirón, eso es para ilusos, ya que nos llevará días, semanas e incluso puede que meses completar la aventura… o puede que lo abandonemos en la estantería dándolo por imposible. La dificultad hace que la jugabilidad del juego pueda decaer al llegar a los niveles más complejos, debido a la impotencia de no poder continuar, pero Ninja Gaiden engancha, es todo un reto y siempre, aunque por momentos queramos dejarlo, querremos volver a rejugarlo. Si eres un autentico videojugador exigente y que te gustan los retos difíciles, la aventura de Ryu Hayabusa es tu juego.  



Una de las sagas más exigentes del mundillo

Ninja Gaiden comenzó su andadura con Ninja Ryukenden, un beat’m up que salió en 1989 para recreativas en Japón y anteriormente, en América como Ninja Gaiden (para ser más comercial se le cambió el nombre) y como Shadow Warrior en Europa (típico cambiar el nombre por aquella época a los juegos cuando llegaban a Europa). Hideo Yoshizawa quiso trasladar la aventura de Ryu a Nes y dirigió y produjo su aventura, pero le añadió una nueva historia y pasó a ser el juego de acción-plataformas que estamos analizando. La crítica habló muy positivamente del juego pero se cebaría con su dificultad… algo muy lógico.


Versión Recreativas
Las aventuras de Ryu también aparecieron en 1991 en otros sistemas como Game Gear en 1991 (versión diferente a la original de Nes), Atari (similar a la versión arcade), PC, y en Sega Master System (solo salió en Europa y fue una de las mejores versiones de la saga que narraba una historia completamente diferente) y TutboGrafx16 en 1992 (misma versión que el original de Nes pero con mejor apartado técnico).


Versión Master System
Las aventuras de Ninja Gaiden continuarían en Nes, Amiga y PC con Ninja Gaiden II: The Dark Sword of Chaos en 1990 en territorio americano y japonés (en 1994 en Europa como Shadow Warrior II) y Ninja Gaiden III: The Ancient Ship of Doom un año después en América y Japón, continuando con su dificultad característica. Además en 1995 llegaría a América y Japón la trilogía de Ninja Gaiden en un cartucho para Super Nintendo mejorando su aspecto técnico, pero en Europa nos quedaríamos sin él.



Pero Ryu no terminaría sus aventuras aquí y saldrían posteriores aventuras con gráficos más actuales para XBOX con el magnífico Ninja Gaiden y con todos los extras y mejoras, el Ninja Gaiden Black en 2005, y los posteriores Ninja Gaiden II y Ninja Gaiden III tanto para PS3 como XBOX360 y otras reediciones como Ninja Gaiden III: Razors Edge (además en WiiU). Además de los Ninja Gaiden Sigma I (reedición del juego salido en XBOX con mejoras y extras) y Ninja Gaiden Sigma II (reedición con los extras del NinJa Gaiden II) para PS3 y PSVita. Por último, encontramos Yaiba Ninja Gaiden Z, un juego que cambiaria el estilo visual por un toque más animado, pero igual de difícil y violento.     



 No podemos olvidarnos que Ryu apareción en las portátiles de la época como Game Boy con Ninja Gaiden Shadow en 1991 (en Europa en 1992), en Game Gear con Ninja Gaiden en 1991 y más actual, en el 2008 con Ninja Gaiden: Dragon Sword para DS y los Ninja Gaiden Sigma para PSVita.



Como podemos observar hay numerosas aventuras de Ryu y varias reediciones en donde al poco tiempo (meses más tarde o un año) salía el juego con mejoras gráficas y extras como personajes controlables, dificultad más ajustada… como son los Ninja Gaiden Sigma o Ninja Gaiden 3: Razor’s Edge. En líneas generales, todas las aventuras del ninja Hayabusa están a un nivel muy alto, tanto las primeras de Nes, como las más actuales para PS3 y XBOX360 y son muy recomendables, eso sí, recuerda que son bastante exigentes.


Yaiba Ninja Gaiden Z
Ninja Gaiden ha tenido un gran éxito a nivel mundial y ya vemos la gran cantidad de juegos que han salido de las aventura de Ryu, todas ellas de un nivel bastante alto y con la misma característica, una dificultad muy elevada, incluso en los juegos más actuales, en donde además de eso, destaca su alto contenido de violencia y gore. Las ventas del juego no han sido muy elevadas, pero han logrado vender más del millón de unidades algunos de los juegos de la saga y con críticas muy positivas como el sobresaliente Ninja Gaiden de XBOX.


Ninja Gaiden
No podemos olvidarnos de la aparición de Ryu Hayabusa en otros uegos como en Dead or Alive, al igual que algunos personajes de dicha franquicia aparecen en las aventuras de este ninja como Ayane y Kasumi. Además, como curiosidad decir que existe una OVA de Ninja Gaiden.


A día de hoy…

Ninja Gaiden ha envejecido bien en cualquiera de sus versiones, tanto las de 8 bits, como la primera de XBOX y las más actuales de PS3 y Xbox360. A los jugadores actuales que busquen auténticos retos difíciles y no cazar logros o trofeos de sistemas actuales, este Ninja Gaiden es un auténtico reto y no existe mayor logro/trofeo que llegar al Acto 6. Decimos llegar, porque terminarlo es una hazaña casi imposible. Ahí su gran problema a día de hoy y el que tenía hace años… su dificultad, pero aún así merece la pena ser jugado tanto por el control del personaje, las melodías, escenarios, Ryu, la historia que por aquella época era una pasada... 



El juego se puede conseguir por unos 25-30€ en cartucho y completo hay que dejarse una cantidad que ronda los 45-50€ tanto en la versión americana como en la europea. Existen otras versiones de otras plataformas ya que se portó a numerosos sistemas como ya hemos comentado, aunque nosotros recomendamos este Ninja Gaiden para Nes, aunque merece la pena echarle un vistazo a otras versiones. Recordaros que también se puede jugar en el recopilatorio de Ninja Gaiden Trilogy para SNES, aunque a un precio algo elevado. 


Ejemplos de precios de segunda mano en eBay
Conclusión

Ninja Gaiden es una excelente aventura a nivel visual, que nos traía la novedad de las escenas de vídeo, unas melodías animadas, un excelente control y jugabilidad, pero una excesiva dificultad que puede desesperar a los jugadores más nóveles y puede hacer que abandonen la aventura. Aún así, es una aventura muy recomendable.   





Volver a ANÁLISIS/REVIEWS
NES/FAMICOM
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios:

Publicar un comentario