Ghosts'N Goblins [Análisis]


La princesa ha sido secuestrada por el Guardia Rojo, un demonio aliado de Astaroth. Sir Arthur, rey de Camelot, se pondrá su armadura y va en busca de su amada mientras intenta acabar con todo un ejército de fantasmas, duendes y demonios. Esto es Ghosts’N Goblins.



PLATAFORMA; Nintendo/Famicom
GÉNERO: Acción, Aventura, plataformas
Nº DE JUGADORES: 1-2
IDIOMA: Inglés (T)
LANZAMIENTO: 1986 (USA), 89 (EU)
DESARROLLO: Micronics & Capcom
DISPONIBLE EN: Recreatica, Atari ST, IBM PC, Sharp X68000, GBC, GBA, Amstrad CPC, Spectrum, Commodore 64 y Commodore Amiga.
PRECIO: 10€ (cartucho JP), 25-30€ (EU)


Enfrentándote al mal en calzoncillos

Sir Arthur está tranquilamente en medio del cementerio en calzoncillos y con su amada, la princesa Prin-Prin, así que por lo visto están en el momento “después de…”, hasta que un demonio aparece y la secuestra. Entonces, el rey de Camelot se pone su armadura y corre a rescatarla. Curioso que un rey esté en medio de un cementerio y en calzoncillos…


Nada más comenzar con el control de Arthur nos trasladamos al cementerio y vemos que con un botón atacamos con lanzas y de forma únicamente horizontal y con el otro saltamos. Además, puede agacharse. Movimientos indispensables para acabar con los cientos de enemigos que nos van apareciendo desde zombis, plantas carnívoras, cuervos a pequeños demonios molestos entre otros.  


La gran particularidad de Arthur y de la saga Ghost N Goblins, reside en que si es golpeado pierde la armadura quedándose en calzoncillos. Si recibe un golpe más pasará a mejor vida, convirtiéndose en esqueleto. Nota graciosa y a la vez desesperante ya que la aventura se las trae respecto a su dificultad siendo en Nes incluso algo más difícil que el original de recreativas. Por “suerte”, tenemos continuaciones ilimitadas y al principio utilizaremos bastantes.  


Arthur contará con la lanza al inicio, pero luego puede conseguir distintas armas para lanzar como cuchillos, antorchas (pésima arma), el hacha y el escudo (útil para el enemigo final). Realmente efectiva es la lanza y el cuchillo ya que las otras vienen bien en determinados momentos, pero luego pueden ser perjudiciales para la salud de nuestro personaje debido a su escaso alcance o fuerza. Además tienen la particularidad que cuando cojas un arma ya la llevas siempre incluso si pasas de nivel o mueras, hasta que cojas una nueva, así que hay que tener cuidado con el arma que se coge.


El arma es una putada, pero los enemigos no lo son menos. Encontramos enemigos que con un golpe son historia como zombis, cuervos, espectros… que salen por todos lados, aunque estando rápido de reflejos no suponen ninguna amenaza, mientras que otros son muy molestos como el pequeño demonio rojo o los boss que nos esperan al final de cada fase.


Una detrás de otra

Los patrones enemigos puedes saberlos, pero nunca te saldrá la partida igual ya que aunque sepas que determinados enemigos se desplazan en diagonal, que otros te lanzan fuego, otros te envisten… hay momentos en que dos golpes o más peligros vienen en tu dirección y Sir Arthur se encontrará acorralado. Esto unido al arma que llevemos puede convertirse en un problema.


El tiempo es otro gran problema en el juego ya que tienes muy poco tiempo para completar los escenarios, sobre los 2 minutos y si no eres rápido, no es de extrañar que te mueras por agotarlo y esto será mucho peor si es justo cuando estás con un boss.


Cada escenario tiene unas características y una ambientación bastante chula, pero para nosotros el cementerio es una obra maestra, aunque en la versión de Nintendo es muy limitado en comparación con la recreativa, al igual que ocurre con los otros escenarios. Las fases tienen la particularidad que están divididos en dos tramos diferenciados, por ejemplo, en el primer nivel vemos una parte que transcurre en un cementerio y luego en un bosque. Los lugares por los que tendrá que sobrevivir Arthur son los siguientes:


El cementerio y el bosque. Nos encontraremos decenas de zombis, cuervos, plantas y un pequeño demonio en la primera parte del nivel, hasta que nos adentramos en el bosque y tendremos que esquivar y derrotar molestos caballeros oscuros con escudo que van en grupo y debemos ver su patrón para saber esquivarlos, junto a espectros y un cíclope al final del nivel.


La ciudad de hielo y el pueblo derruido. Diablos azules, duendes que salen por las ventanas, plantas, ogros bastante duros de vencer mientras subimos y bajamos escaleras de un edificio, cuervos… Además tendremos que realizar saltos precisos y con cuidado de no caernos al vacío. Al final del nivel esperarán a Arthur 2 ogros.


Las cuevas. Los zombis vuelven a entrar en escena junto a murciélagos y una especie de roca que escupe unas bolas (golem). Cuando pasamos a la segunda parte del escenario, este se vuelve mucho más complicado teniendo que subir escaleras a la vez que vamos derrotando molestos demonios rojos, espectros, duendes y golems. Un dragón será el boss de este nivel.


El abismo de nubes flotantes y el puente de fuego. La primera zona del escenario pondrá a prueba la destreza de Sir Arthur saltando de nube en nube para no caer al vacío. Luego pasamos por un largo puente con lava en la parte inferior acabando con diablos azules, un diablo rojo y un dragón al final del puente.


Castillo de Astaroth/Satan (zona inferior). Espectros, diablos azules, ogros, pequeños demonios rojos… mientras vamos subiendo escaleras y más escaleras. Arriba del todo nos encontramos al jefe Guardia Rojo, quien secuestró a la princesa.     
  

Castillo de Astaroth/Satan (zona superior). Continuamos con el mismo patrón que el nivel anterior pero esta vez nos encontraremos no solo los queridos demonios rojos y otros enemigos, sino que también tendremos un boss-rush en donde todos los enemigos finales irán apareciendo. Por cierto, no olvidéis coger el arma del escudo ya que sin ella no podremos derrotar al Guardián Rojo.  

      
Escenarios complicados, enemigos molestos, el tiempo que nos fastidia constantemente, el querido demonio rojo, coger un alma inútil, dos toques solo para sobrevivir… si todo esto fuera poco, el juego habrá que completarlo dos veces de forma seguida para ver el final bueno. Una auténtica locura cuando lo completas tras horas y horas de sufrimiento volver a tener que empezarlo. Además no encontramos grandes ayudas durante la aventura ya que los ítems que cogemos son puntos y más puntos a excepción de algún objeto que nos pone la armadura si vamos en calzoncillos.  


Limitado técnicamente

Ghosts’N Goblins salió en 1989 en Europa, mientras que en USA y Japón llegó en 1986 y era un port de la recreativa. Al principio visualmente se notaba cómo bajaba la calidad en comparación con la recreativa debido a las limitaciones de la Nintendo/Famicom, pero recreaba bastante bien el escenario del cementerio. La verdad que es una versión digna, pero gráficamente era muy discreta.


El apartado sonoro también es algo flojo. Las melodías se repiten, siendo la misma en los dos primeros, luego otra melodía para las cuevas y una tercera para el castillo de Astaroth. En el último nivel existe otra melodía, siendo un total de cuatro melodías en total. Los sonidos a veces se hacen algo molestos y repetitivos, por ejemplo en los escenarios tres y cuatro.


La diversión del juego va decreciendo. Empieza muy adictivo en el nivel del cementerio y la ciudad de hielo, pero luego va decayendo debido al aumento en la dificultad siendo frustrante y que los escenarios no son tan llamativos como los dos primeros, siendo bastante simples. Añádele la idea tan maravillosa de repetir el juego para ver el final bueno. De todos modos, el juego es muy adictivo y rejugable ya que los primeros niveles no aburren y a pesar de los años, son muy divertidos.


El apartado dos jugadores es como el de los Mario Bros, es decir, primero juega el player 1 y luego el segundo jugador. Realmente este sistema de juego se podría haber puesto en todos los videojuegos de acción, aventuras, plataformas… Aunque parezca algo absurdo, siempre viene bien picarse con un amigo para ver quien llega más lejos o en este caso, muere menos veces.


La duración va acorde a la dificultad. Sin duda puedes estar horas y horas y quizás estés en el nivel 2 o 3. Según vayas haciéndote con el manejo de Sir Arthur y avanzando, podrás completar el juego en media hora aproximadamente dependiendo de tu habilidad, pero recuerda que son dos vueltas por lo que el tiempo se multiplica. Para llegar a la proeza del final bueno habrás jugados horas y horas. Es lo que tiene Ghosts’N Goblins, probablemente uno de los juegos más difíciles de la Nintendo/Famicom junto a otras joyas como Ninja Gaiden o Battletoads.


Varios ports, adaptaciones y el origen de una saga


Ghosts’N Goblins de recreativa tuvo diferentes ports y adaptaciones, desde este juego que estamos analizando ahora hasta versiones para Commodore Amiga, Commodore 64, Spectrum, Amstrad CPC, Atari ST, IBM PC, SharpX68000… incluso versiones portátiles para GBA y GB Color.

Captura de versión de Commodore 64
El juego se puede conseguir también en recopilatorios de Capcom como el Capcom Generations Volumen 2 para PSX o Saturn, Capcom Classics Collection Volumen 1 para ps2 y XBOX y el Capcom Classics Collection: Reloaded para PSP.


Ghosts’N Goblins tendría dos partes más por los años 90. La segunda y tercera parte Ghouls’N Ghost y Super Ghouls`N Ghost sería mejor en todos los aspectos y con la dificultad ligeramente inferior y saldrían para varias plataformas domesticas de 8 y 16 bits, saliendo en 1989 la segunda parte para Mega Drive y la Tercera para Super Nintendo en 1991, entre otras plataformas. Lo último que sabemos de Ghosts’N Goblins fue el lanzamiento para PSP de Ultimate Ghosts’N Goblins, un juego que respira la esencia de la saga en 3D y que también tiene una ajustada dificultad y muy recomendable para los amantes de la saga.


La saga de Sir Arthur no termina ahí ya que habrían otros juegos del mundo de Ghost’N Goblins como Demon’s Crest para Super Nintendo, Gargoyle’s Quest para GB y la segunda parte para Nes. Todos son juegos bastante buenos, siendo Demon’s Crest incluso superior en algunos aspectos y muy completo en donde controlamos al famoso demonio que nos hacía la vida imposible en los niveles de Ghosts’N Goblins.


Por último, ajenos a la saga podrías jugar juegos con ambientación parecida como Máximo de PS2 o el juego gratuito de Maldita Castilla, un videojuego independiente lanzado en 2012 por Locomalito y te recomendamos que le eches un ojo ya que es un juegazo.  


A día de hoy

Ghosts’N Goblins ha envejecido bastante mal. Visualmente es limitado y aunque tiene mucho merito el trabajo realizado por Micronics, recomendamos siempre coger un emulador y jugar a la recreativa antes o a las versiones posteriores tanto por sus gráficos como por su dificultad menor.


A pesar de esas limitaciones, el juego de Nintendo es adictivo y te engancha por su trepidante planteamiento ya que no hay momentos para relajarse y debes ser rápido para sobrevivir. Ya hemos comentado que salió diferentes versiones para consolas, pero el juego es algo carillo, pero lo puedes encontrar en versión PAL y completo por unos 25-30€ y si buscas bien por algo menos. El cartucho únicamente suele rondar también ese precio o incluso por encima… debido a la especulación. Nosotros te recomendamos que si quieres realmente jugarlo vayas a los packs recopilatorios que te saldrá más barato y merecen más la pena o incluso adquirir la versión japonesa de nombre Makaimura que ronda los 10€ el cartucho, pero recuerda que necesitas una Famicom japonesa.


Conclusión

La aventura de Sir Arthur es recomendable siempre que quieras vivir un auténtico reto y por partida doble. Su dificultad hace que sea uno de los juegos más difíciles de Nes. Además, al ser limitado en su apartado técnico te puede alejar de darle una oportunidad, pero es un juego que merece la pena probar alguna vez ya sea esta versión o preferiblemente, la versión de la recreativa. 


Volver a ANÁLISIS/REVIEWS

0 comentarios:

Publicar un comentario