Shinobi [Análisis]



Tienes el control de Joe Musashi, un ninja que tiene como objetivo acabar con una organización criminal a la vez que rescata a niños ninja que han sido secuestrados. ¿Lo conseguirá? 




PLATAFORMA: Master System
GÉNERO: Acción
Nº DE JUGADORES: 1
IDIOMA: Inglés (T)
LANZAMIENTO: 1988
DESARROLLO: Sega
DISPONIBLE EN: Arcade
PRECIO: 10-15€ (completo)

Un ninja contra una organización

Cuando Musashi comienza su aventura, la primera misión consiste en acabar con Ken On, uno de los cinco líderes que forman parte de la organización “El anillo de los Cinco” (The Ring of Fire), mientras va rescatando a los niños secuestrados y derrotando a los múltiples enemigos que se encuentran por los escenarios, mientras avanza por las fases lateralmente (scroll lateral). Pero claro, Musashi no va a luchar contra el jefe desde el principio, si no que deberá avanzar entre 2-3 fases antes de llegar al jefe de la misión. Este patrón se repite durante todo el juego, siendo un total de 5 misiones y 18 niveles


Los escenarios no son muy difíciles, ya que Musashi cuenta con una barra de energía de 6 toques, que luego se irá ampliado conforme vaya avanzando en la aventura, por lo que se puede avanzar fácilmente, aunque hay algún escenario donde se complica la cosa, pero no es algo extremadamente difícil, a excepción del maldito jefe de la misión 3, Mandara, en donde Musashi debe ser rapidísimo o sus vidas caerán como moscas. Una pequeña pega es que cuando muere nuestro protagonista su barra de vida bajará a tener los toques que teníamos inicialmente. 


Junto a Ken On (misión 1) y Mandara (Misión 3), las otras tres misiones se llaman Black Turtle (misión 2), Lobster (misión 4) y Masked Ninja (misión 5). La verdad es que excepto Lobster, los otros jefes pueden ocasionar a Musahi un quebradero de cabeza ya que si no conoces el patrón para derrotarlo, estarás cerca de la muerte.


Shurikens, nunchakus, Katanas… Mushashi está preparado

Musashi cuenta en toda su aventura con shurikens que puede lanzar a los enemigos, que luego puedo cambiar durante un rato por bombas o cuchillos, y junto a estas armas de larga distancia, contará con armas de cuerpo a cuerpo como katanas, nunchakus, cadenas… que irá cogiendo conforme avanza por las fases.  


Como todo ninja, Musashi cuenta con un salto (algo limitado) que si mantienes pulsado el botón de salto y presionas en el pad de dirección “arriba”, saltará hacia una zona más elevada con un gran salto y podrá avanzar por esa parte. Además, si mantienes pulsado el pad de control hacia “abajo” se agachará y podrás avanzar estando en esa posición, un movimiento súper útil para esquivar armas que nos arrojen los enemigos y poder atacar desde esa posición. 


No podemos olvidarnos que nuestro gran objetivo en el juego no es sólo acabar con los cinco jefes finales de la organización “El anillo de los Cinco”, sino que también debemos rescatar a los niños secuestrados, ya que si los vamos rescatando, Musashi irá consiguiendo objetos y al finalizar el nivel se desbloqueará un bonus, en donde debe lanzar shurikens a los numerosos ninjas que aparezcan y si logra el reto, conseguirá magias que serán muy útiles para acabar con los enemigos. Eso sí, estos bonus en vez de ayudarte, te desesperarán ya que es muy difícil completarlos a la primera. Luego, la magia sólo podrá utilizarse cuando parpadea en nuestro inventario y suele ser cuando esté Musashi bajo de vida. Estas magias son invocaciones en donde aparecen ninjas, rayos, tornados, nos proporcionan invencibilidad, nos puede permitir inmovilizar a los enemigos o incluso levitar. 


Aspectos técnicos

Estamos hablando de un cartucho de más de 25 años y de una consola de 8 bits y aún así, el aspecto técnico es más que notable para su época, estando los gráficos bien detallados y los escenarios son bastante coloridos, aunque algunos son algo sosos. Los personajes están bastante bien caracterizados y se diferencian claramente entre ellos, existiendo una amplia variedad.


El sonido es bastante simple y las animaciones algo sosas, pero acompaña una música bastante animada durante toda la aventura y suena muy bien. El problema es que es siempre la misma excepto cuando toca un jefe final y aunque no llegue a cansar, se agradecería alguna otra melodía más, con una o dos más no era mucho pedir.


La jugabilidad es bastante buena, ya que está ajustada la dificultad y es bastante asequible ir avanzado por las fases. Musashi actúa perfectamente a nuestras órdenes y es fácil controlarlo. Al principio costará avanzar cuando llegues a un jefe final, pero cuando averigües el patrón, la próxima vez avanzarás un poco más y así hasta que consigas completar el juego. Es la magia de los juegos retro, en donde íbamos “entrenándonos” poco a poco para avanzar cada día un poco más. 


La dificultad ya hemos hecho referencia a ella durante el análisis. No es muy difícil avanzar y los enemigos se derrotan con un golpe, excepto los jefes finales que serán el auténtico reto del juego y los cuales tendrán entre 6 y 8 toques normalmente, excepto Masked Ninja y Mandara que son más duros. 


Ligado a la dificultad, no podemos olvidar la duración del juego. El juego en sí no es corto, ya que son 18 fases y 5 misiones, pero cuando las domines, puedes completarlas en menos de un par de minutos, pero aún así, el juego llevará a los jugadores medios alrededor de la hora el completarlo, excepto los más expertos que lo acabarán cerca de la media hora o los 40 minutos, pero es muy difícil por no decir imposible pasárselo a la primera si juegas por primera vez, ya que habrá enemigos que para acabar con ellos tendrás que averiguar el patrón como el “simpático” Mandara, quien tendrás que atacar rápidamente para acabar con él.



Buen PORT del ARCADE

Este Shinobi llegó a nuestras casas gracias a la Master System (también en Nes) siendo un Port del juego de recreativas bastante aceptable y adaptándolo a las características de una consola, quitándole el tono arcade, en donde con un toque moríamos, y aparecería una barra de energía, restándole dificultad. 


Además, en las recreativas teníamos que rescatar a todos los niños secuestrados, empezábamos con magias y había un tiempo para completar el nivel. El aspecto gráfico era evidentemente superior en la recreativa, siendo los personajes de mayor tamaño y mejor detalle. 


Aunque en Master System estaba limitado el cartucho por sus capacidades técnicas, el juego es bastante notable en la mayoría de los aspectos y aunque tampoco disponga de la jugabilidad de la recreativa y la dificultad es inferior, no significa que este juego sea en absolutamente peor, ya que la esencia de Musashi se ha transportado a la consola de una manera más que aceptable. Podemos decir sin miedo a equivocarnos, que de todas las versiones que salieron de Shinobi para PC-Engine/Turbografx y Nintendo, la de Master System es la que más nos gusta (no quiere decir que sea la mejor). Quizás la de PC-Engine esté por encima a nivel gráfico y es la más parecida a nivel de detalle a la versión de la recreativa, pero sin saber el motivo, se le eliminó toda una misión incluidas sus fases (Black Turtle), el protagonista no podía llevar armas y se perdían objetos y fases de bonus. La verdad que en el global es superior a este Shinobi y está muy cerquita de la versión de la recreativa, pero no es tan bueno.


Sobre la versión de la Nes, es la peor versión de consola de 8 bits. Además encontramos otras versiones para los ordenadores de la época como ZX Spectrum, Commodore 64, Amstrad, MSX, MS-DOS, Amiga y Atari ST, siendo la mejor versión la de Commodore 64 (para ordenadores de 8 bits) y la de Amiga. Todas estas versiones salieron un año después de la versión de Master System, y dos años después del original de recreativas

Shinobi en Commodore 64
El comienzo de una Saga

Joe Musashi comenzó su andadura con Shinobi, en las recreativas a finales de los 80 (1987) y en las consolas domésticas con esta versión un año después. Poco más tarde, continuaría sus aventuras son Shadow Dancer en 1991, lanzándose diversas conversiones de la recreativa para master system y ordenadores e incluso una adaptación para Mega drive. Antes habría aparecido por primera vez nuestro querido ninja con una versión bastante aceptable con “The Revenge of Shinobi”. 

La aventura de Musashi continuaría con Shinobi III, The return of ninja master, un auténtico juegazo para Mega drive que salió en 1993 y para muchos, el mejor de toda la saga, donde gráficos, jugabilidad, detalle de los personajes y prácticamente casi todos los aspectos, rozan el sobresaliente.

Para concluir la saga, aparecieron diferentes versiones para Game Gear, bastante aceptables, otra versión para Saturn con el nombre de Shinobi X y la más reciente la encontramos en PS2 con el nombre de Nightshade, en donde el prota es una mujer.


A día de hoy

Shinobi ha envejecido bastante bien. Se le notan los años, pero su jugabilidad y diversión siguen intacta. El arcade es bastante más divertido, pero esta versión no desmerece nada a la versión de recreativa, ya que con sus limitaciones, presenta también sus ventajas, adaptando la dificultad y la aventura a las consolas domésticas.  


El juego puede conseguirse a día de hoy por Internet en tiendas de segunda mano por menos de 10€ e incluso por ese precio o incluso la mitad se podrá conseguir por la tienda de Wii o XboxLive, pero en este caso, la versión de recreativa. Además hay numerosos “packs” recopilatorios de juegos de Sega que fueron saliendo tanto en Mega Drive como en consolas superiores como PlayStation, Xbox, PS2… Lograr jugar con Musashi (aunque es más difícil jugar a esta versión de master system, pero si buscas la encontraras sin problemas) es bastante fácil a día de hoy, sobre todo en la versión de recreativas o versiones de megadrive. 

Conclusión

Shinobi es una conversión de la recreativa de 1987 bastante aceptable y divertida. Mantiene la esencia de Musashi, los escenarios aunque estén limitados cumplen para las capacidades de la consola, los personajes están bien detallados, el control es sencillo e intuitivo y la dificultad no es excesiva. En cambio, la música es repetitiva y siempre suena la misma, los sonidos son algo sosos y la dificultad se dispara con determinados jefes finales. En conclusión, podemos decir que estamos ante un juego que no llega a ser un imprescindible de la consola de 8 bits de Sega, pero es recomendable que le des una oportunidad. 



Volver a ANÁLISIS/REVIEWS 
MASTER SYSTEM
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios:

Publicar un comentario