Megaman [Análisis]



El Doctor Thomas Light ha creado unos robots con la intención de que ayuden a la humanidad en labores industriales, pero el Dr. Willy, cansado de ser la sombra de Light, los reprograma para conquistar el mundo. Mega Man es el único que puede detenerlos. 



PLATAFORMA: Nes/ Famicom
GÉNERO: Acción, plataformas
Nº DE JUGADORES: 1
IDIOMA: Inglés (T)
LANZAMIENTO: 1987
DESARROLLO: Capcom
DISPONIBLE EN: Nes y en recopilatorios de PSX, PS2, XBOX, Game Cube y PSP.
PRECIO: 10-20€ (lo recomendable a pagar por el cartucho únicamente como máximo). Existe ESPECULACIÓN con el cartucho. Los precios rondan 40-50€ hacia arriba.


Mega Man al rescate

Tienes el control de Mega Man (Rockman en Japón), un robot programado por el Dr. Light con la capacidad de adquirir la habilidad de los robots que va derrotando. Mega Man puede saltar grandes alturas y disparar proyectiles con su brazo. El Dr. Willy lo consideró un robot anticuado y decidió reprogramar al resto de los robots para su conquista del mundo. Entonces el Dr. Light reprogramó a Mega Man para detener los planes del Dr. Willy. 


Al comenzar el juego lo primero que debemos hacer es elegir uno de los seis robots disponibles, cada cual correspondiente a un mundo con unas características diferentes. Apreciamos con ello que no hay una linealidad aparentemente ya que hay total libertad a la hora de elegir un mundo, aunque en la fase final del juego no será así. A pesar de ello, esta característica de poder elegir un mundo se agradece ya que no todos los niveles tienen el mismo nivel de dificultad. 


Si queremos avanzar con garantías de éxito en nuestra aventura debemos saber elegir con cuidado nuestro rival ya que cuando lo derrotemos adquiriremos su habilidad, la cual, puede resultar fundamental para derrotar a otro robot o superar obstáculos de un nivel, como por ejemplo, apartar rocas del camino. 


6 jefes finales, 6 mundos...

Hemos comentado que hay seis jefes finales, pero ¿cuáles son sus habilidades? ¿Cómo son los mundos que custodian? Estos son los 6 jefes finales y sus respectivos escenarios: 


Cada escenario se adapta al jefe del nivel siendo por ejemplo el fuego una constante si nos enfrentamos a Fireman o los suelos serán resbaladizos si nos encontramos en el mundo de Iceman. Visitar un mundo y sobrevivir a sus peligros dependerá mucho de las habilidades que tengamos en nuestro poder en ese momento para lograr salir con vida. 


El mundo del Dr. Willy y la elevada dificultad

Cuando logres superar cada robot y consigas cada una de sus habilidades parecerá que vislumbres una luz al final del túnel y la aventura esté próxima a su fin, pero estarás muy equivocado. Llegado a ese punto te quedará un desafío mucho más duro, el mundo del Dr. Willy, donde te aparecerá un peligro detrás de otro y no queremos destripar mucho más pero es un mundo francamente difícil a la vez que adictivo debido a los retos que presenta e incluso una lucha contra tí mismo. 


¿Y la dificultad? Quizás decir que Mega Man es difícil es quedarnos cortos. No es porque tenga un control difícil o excesivos movimientos, nada de eso, sino por la cantidad de peligros a los que haremos frente. Probablemente tendríamos que decir que estamos sin lugar a dudas ante uno de los videojuegos más difíciles de Nes. No llega a la dificultad de Battletoads ni Ninja Gaiden, pero también desespera por momentos. Saltos milimétricos y en momento adecuado, cientos de enemigos que te disparan por cualquier lado, caer por una escalera abajo y tener que subir de nuevo todo el nivel con todos los enemigos de nuevo en escena... y a eso y otros obstáculos, tenemos que añadir los jefes finales, los cuales, si no seleccionamos en el momento correcto la habilidad para hacerles frente podemos sufrir seriamente para vencer. 


Notable apartado técnico y alta adición

A pesar de sus más de 25 añitos, Mega Man ha envejecido bien y los gráficos no son muy molestos para la vista como un juego de PSX y sus polígonos. Además, si tenemos en cuenta que fue desarrollado para la Nintendo de 8 bits vemos que es un juego notable e incluso en algunos aspectos roza el sobresaliente como su nivel de adición.


La música del cartucho, aunque a veces puede resultar repetitiva, en cada nivel existe una melodía característica y se adapta perfectamente a la situación. El sonido del juego se centra en los de coger ítems y poco mas, ya que no existen voces y lo único que encontramos para saber lo que dicen los personajes son los textos en inglés, aunque serán bastante escasos y de fácil comprensión para los que tengan un nivel medio de inglés. 


La duración del juego es algo que debemos mencionar con cuidado. Mega Man para los más habilidosos pueden durar entre una hora u hora y media acabarlo y teniendo en cuenta que se dejarán alguna vida por el camino. Para los que comienzan a iniciarse en Mega Man, su duración puede hacerse interminable ya que cuando crees que estás cerca del final y acabas de liquidar a los 6 robots de Willy, realmente te encuentras en la mitad de la aventura y puede que andes tocado de vida. Morirás tantas veces que puede que te desesperes y lo dejes por imposible, pero al apagar la consola y desconectar un rato de Mega Man, existe una adición al cartucho que te animes a volver a intentar vencer a Willy.  


A día de hoy...

Es evidente que los juegos de 8 bits no entran tan bien por la vista como otros píxeles de 16 bits, pero a pesar de los años mantiene esa jugabilidad tan alta de antaño. Mega Man es uno de esos juegos por todo lo comentado con anterioridad: cantidad de peligros, conseguir las habilidades de otros robots y ver cómo evoluciona el personaje, coger rocas y lanzarlas... todo esto hace que el jugador afronte la aventura como un auténtico reto. 


A pesar de que Mega Man no ha sido un videojuego que destaque por sus ventas o haya recibido una crítica como juego de culto o un motivo para adquirir esa consola para la que sale, existen más de una veintena de juegos de la saga y algunos muy buenos como Mega Man II y III o algún Mega Man X de Super Nintendo. Además existen otras sagas como Mega Man Legends o incluso series anime y OVAS del personaje. 


El juego es algo difícil de conseguir en nuestros días y hay que dejarse algo de dinero debido a la especulación ya que los vendedores de tiendas de segunda mano suelen pedir de 40 a 50€ como mínimo y solamente por el cartucho. Si queremos optar por la opción B, tenemos la suerte de contar en otras generaciones de consolas como la PS2, XBOX y Game Cube con el recopilatorio de Megaman Mega Anniversary Collection, pero ronda los 40-50€, en PSX con Rockman Complete Works, bastante difícil de conseguir y caro, y la última opción en formato físico la encontramos con Megaman Powered Up para PSP que ronda los 25-30€. En la tienda virtual de Nintendo podemos conseguirlo en formato digital tanto para Wii, como 3DS y Wii U. 



Conclusión

Mega Man es uno de esos juegos que deberías afrontar como un auténtico reto. Saltar y disparar son tus únicos movimientos y con ellos, deberás de sobrevivir a una aventura de las más difíciles que se han creado para la Nintendo de 8 bits. No te dejes influenciar por su apartado técnico y dale una oportunidad a este gran cartucho. Recuerda tener paciencia ya que no esperes pasártelo a la primera, ni a la segunda, ni a la quinta vez. 



Volver a ANÁLISIS/REVIEWS NES/FAMICOM
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios:

Publicar un comentario