Blue Shadow [Análisis]



A principios de los 90, con las consolas de 16 bits en el mercado, Nintendo demostraba que le quedaba alguna joyita en la recámara y Blue Shadow (Shadow of the Ninja en América; Kage en Japón) nos sorprendería a más de un jugón con otra historia de ninjas en donde tendremos el control de Hayate o Kaede, que deberán luchar contra el malvado Garuda y su Imperio y sus planes de dominación. 





PLATAFORMA
: Nes/ Famicom
GÉNERO: Acción-Plataformas
Nº DE JUGADORES: 1-2
IDIOMA: Inglés (T)
LANZAMIENTO: 1991
DESARROLLO: Natsume
DISPONIBLE EN: Solo disponible en Nes
PRECIO: 10-15€

Hayate o Kaete. Tú eliges

Año 2029, lugar Estados Unidos y en donde el enemigo de turno, el Emperador Garuda, domina el país con su dictadura, en la cual, muchas personas han muerto. Dos ninjas pertenecientes al clan Iga, Hayate o Kaede serán los encargados de acabar con este malvado y su Imperio. 


Para ello, nada más empezar la aventura tendremos que seleccionar uno de los dos personajes (se hace con el botón SELECT… era difícil por lo visto hacerlo con el pad de dirección) o incluso podemos jugar con los dos a la vez en el modo de dos jugadores, jugando en la misma pantalla los dos y limitándose la distancia de separación entre ellos en sus movimientos. Una vez elegido uno de nuestros héroes comienza la aventura a lo largo de cinco escenarios (divididos en subfases) repletos de acción y en donde nos encontraremos con bastantes enemigos desde soldados, ninjas, robots futuristas (recuerda que está ambientado en el futuro) a los típicos jefes finales al final de cada uno de los cinco escenarios. 


Nuestros protagonistas se controlan como la mayoría de juegos de 8 bits. Con un botón saltamos y con el otro golpeamos con nuestra espada, la cual puede subir de nivel (hasta el nivel 3), pero si nos baja la vida o cogemos determinados ítems como el gancho perderá el nivel, así que estamos ante un gran problema. Por cierto, el gancho aunque te recuerde a Simon Belmont (Castlevania), en este caso sí puede moverse en todas las direcciones que queramos con el pad direccional.


Volviendo al tema de los objetos, no ocurre con todos los objetos la pérdida de nivel de habilidad de un objeto como ocurre cuando recogemos las estrellas ninja o las bombas. Además, nuestros personajes poseen la habilidad de poder engancharse a las paredes como buenos ninjas que son (recordando a nuestro amigo “Joe Musashi”).


Además, encontramos ítems de vida durante la aventura que son pequeñas cantimploras (o eso parecen) de color naranja o blancas que restauran una parte o la barra de vida entera, que se encuentra en la parte superior izquierda de la pantalla, cuando se cogen. Por cierto, tenemos varias curiosidades ya que este “Blue Shadow” tiene el honor de ser uno de los pocos juegos que cuando pasamos de escenario no nos rellenan la vida de forma íntegra, sino una parte de la misma, de ahí la importancia de ir con cuidado y coger los ítems de vida, junto otra curiosidad que es la de caernos por precipicios y no perder nuestra única vida (contamos con 5 continuaciones), ya que sólo perderemos parte de la misma.


A por el Emperador Garuda

“Blue Shadow” transcurre por cinco escenarios: el interior de un barco y zona portuaria; unas cloacas junto a una base militar; las afueras de la ciudad junto a edificios derruidos; una base militar y el interior de una fábrica; y para terminar la base del Emperador Garuda. Avanzar es todo un reto ya que los enemigos no dejarán de atosigarnos hasta que acabemos con ellos ya que algunos incluso nos perseguirán cuando intentemos escapar como los soldados del escenario 4. Sin embargo, resulta la huida una buena opción si vemos la salida del escenario y los enemigos nos acorralan. Perderemos un poco de vida, pero sobreviviremos. 


Al final de cada escenario no podían faltar los jefes finales. Nos encontraremos a un robot, un panzer gigante, un samurái, un hombre que se transforma en halcón y hasta el mismo Emperador Garuda. Pero llegar a ellos no será nada fácil o al menos al principio hasta que hayamos jugado varias partidas y nos vayamos haciendo con las localizaciones de los enemigos y de los objetos. 


Advertiros que a algunos jefes finales nuestros ataques no les quitarán barra de vida hasta que le aticemos varias veces, sobre todo los jefes de los escenarios 4 (hombre-halcón) y el Emperador Garuda (escenario 5) por lo que no debemos preocuparnos si creemos que no les estamos haciendo daño.


Junto a los jefes finales y los enemigos de los escenarios, nos encontramos con algunos subjefes durante las fases que tienen una barra de energía que deberemos vaciar a base de golpes como un soldado que nos ataca arrastrándose o a base de puñetazos, un gusano gigante… No son tan duros como los jefes finales pero nos podemos llevar algún disgusto. Unido a ellos, encontramos escenarios donde moverse rápido o con cuidado será crucial para no fallar en nuestra misión ya que habrán escenarios en donde los rayos saldrán del techo, torretas de misiles que nos dispararán, humo caliente que sale de columnas, bombas y otros peligros que hacen de esta aventura una proeza. 


Por todo ello podemos decir que “Blue Shadow” no es una aventura fácil, pero tampoco es un juego con una dificultad excesiva ya que tras varias partidas avanzarás cada vez un poco más y podrás completar la aventura. Al principio será complicado ya que 5 vidas se nos antoja algo escaso al principio ya que no podemos conseguir ninguna más durante el recorrido, pero con práctica seguro que se puede avanzar.


Aspecto técnico

El cartucho luce bastante bien y se encuentra en un nivel bastante alto siendo gráficamente de lo mejorcito para la consola de 8 bits de Nintendo. Los personajes están bien recreados y existe una amplia variedad (no encontramos el mismo personaje de otro color y con más vida) lo cual se agradece. Los escenarios están muy bien representados, siendo la mayoría bastante oscuros y tétricos para sumergirnos en la ambientación futurista en el cual nos encontramos con todo tipo de robots y armas avanzadas.


El sonido también se encuentra en un alto nivel siendo la música bastante pegadiza y diferente cada vez que pasamos a un nuevo escenario, dejando así la posibilidad de llegar a ser “cansina”. Además, son cinco melodías completamente diferentes más la que nos encontraremos en los jefes finales, la cual también es bastante cañera. Los sonidos de los enemigos son aceptables.



 El control del personaje es bastante correcto y la jugabilidad es muy buena siendo un juego que engancha ya que al principio no nos encontramos con una gran dificultad y la curva de la misma es bastante ajustada a medida que avanza la aventura por lo que con la práctica y unas cuantas partidas podremos completar la aventura. Además, tiene modo cooperativo lo que es un añadido extra para el juego y lo que hace la aventura una experiencia bastante divertida.




La duración del juego variará según tu habilidad rondando los 40-50 minutos, pero lo importante del juego es la rejugabilidad del cartucho ya que en los escenarios se esconden objetos ocultos de vida o pergaminos que suben la habilidad de tu arma y que son bastante difíciles de encontrar. Los pergaminos se consiguen golpeando en determinadas partes de los escenarios (como ocurría en Castlevania por ejemplo) y son todo un reto encontrarlos. Recuerda que a esto podemos añadir el aspecto para dos jugadores haciendo el cartucho más que rejugable (y divertido).   

A día de hoy…

Blue Shadow es un cartucho bastante bueno para su época y a pesar de sus limitaciones gráficas y del tiempo que tiene es bastante divertido. Es una pena que el juego no recibiese una publicidad mayor o llegase a más lugares debido a las fechas en las que salió y es que ser uno de los cartuchos de Nes que salen el año de la llegada de la Super Nintendo y con Mega Drive en el mercado hacen que gran público se decida por juegos más “potentes”.

 

A pesar de la antigüedad del cartucho, en nuestros días se puede conseguir en tiendas de segunda mano por menos de 10€ solo el cartucho y en webs como ebay, todocoleccion, amazon... ronda los 15€ el más económico. El juego completo ronda los 45-50€. En las tiendas de PS-Store, Wii y XBOX no está disponible ya que la gente que desconoce el juego no podrán saber de su existencia a menos que consigan el original de Nes y si se dispone de una Nes, es una buena recomendación.

Precios más baratos encontrados en ebay del cartucho
Conclusión

Blue Shadow no es el mejor juego de la Nes, quizás no esté en un top 5 de la consola, ya que no es conocido como cualquier personaje de las sagas como Metroid, Castlevania, Zelda o Mario, pero es una aventura que en los tiempos de los 8 bits podría haber competido con ellos e incluso recibir mejores críticas en algunos aspectos que sus rivales. Blue Shadow es un juego, para muchos desconocido, y de los mejores juegos del catálogo de la Nes.




Volver a ANÁLISIS/REVIEWS NES/FAMICOM
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentarios:

  1. Hola, me ha hecho gracia encontrar este análisis, porque fue de los primeros juegos de NES que tuve junto a Road Fighter. Como detalle, decir que existía un ataque especial (creo recordar que manteniendo apretado el botón de golpear), que permitía destruir todos los enemigos de la pantalla, perdiendo una importante porción de energía.

    Saludos!

    ResponderEliminar