Crash Bandicoot [Análisis]



Nintendo tiene a Mario, Sega tenía a Sonic y Sony tenía por aquel entonces (1996-1999) un querido roedor, un bandicut manipulado por un experimento, llamada Crash que se convertiría en la mascota de Play a finales de los 90 y que estaría en miles de hogares con todo el mundo. ¿Está Crash a la altura de la de Mario y Sonic como para defender la compañía de Sony? Comienza el análisis.




PLATAFORMA: Play Station/ PSX/ PS One
GÉNERO: Plataformas
Nº DE JUGADORES: Inglés (T/V)
LANZAMIENTO: 1996
DESARROLLO: Naughty Dog
DISPONIBLE EN: PS STORE para PSP, Vita y PS3
PRECIO: 5€ (digital); 15€ (JAP Play Station); 20-25€ (Pal Play Station)

Un héroe fruto de un experimento

El Dr. Neo Cortex está manipulando animalitos con sus inventos por la zona de Australia para conquistar el mundo (esto me suena de… ¡Sonic!). Todos ellos deben ser liderados por otro animalito, un bandicut (especie de ratón australiano) modificado por el malvado doctor, junto su secuaz, el Dr. Nitruz Brio, pero el experimento sale mal y este futuro “líder” logra escaparse del laboratorio. Lo malo es que allí estaba Tawna, una bandicut hembra… y tocará volver a por ella, a pesar de haberse caído del castillo y en otra isla.



Controlando a un bandicut

Tras pulsar START nos encontramos en una isla y en la primera fase seleccionable “N. Sanity Beach” (¿playa de la “cordura”?) y observamos el aspecto colorido del juego y varios tipos de cajas para golpear según avanzamos: cajas normales, cajas de 10 manzanas, cajas con una “interrogación” (?) o con una “exclamación” (!), cajas con una flecha hacia arriba, cajas con el dibujo de una máscara, cajas con la cara de Crash y cajas de TNT. Siempre se recomienda saltar sobre ellas y no utilizar el remolino ya que puedes destruir el objeto del interior si lo haces dos veces o explotar si lo realizas en las cajas TNT.



Debes tener cuidado con las cajas ya que hay veces que se esconden otras encima y si rompes la de abajo no podrás acceder a la de arriba, lo cual es sumamente importante para completar un nivel de forma perfecta y conseguir una gema que se esconde en cada escenario, que te permitirán acceder a otro final si las consigues todas y completas el 100% del juego.



Ya sabemos la importancia de las cajas, pero no es tan fácil conseguirlas todas ya que la primera vez que juegues parece fácil la aventura pero debes completar cada escenario “de carrerilla”, sin morir y sin olvidar ningún ítem y existen escenarios que para acceder a una zona determinada debes haber conseguido con anterioridad una gema de color que se coge más adelante, por lo que deberás avanzar primero superando niveles y luego volver atrás para conseguir gemas. Lo más recomendable es pasarse todos los escenarios golpeando todas las cajas y si el escenario no lo superas de forma perfecta, seguir avanzando en tu aventura hasta conseguir gemas de colores y volver atrás.



Hemos mencionado que para romper las cajas tenemos el salto y el remolino, pero ¿existen más movimientos para Crash? La respuesta es No, ya que aunque el mando de PSX cuenta con 10 botones más el pad de control (y los joysticks) sólo utilizarás dos botones (salto y remolino) y el pad de dirección, que aunque son dos movimientos, el juego hace que esta sencillez sea de buen agrado en la aventura y no se echa en falta más movimientos. Aunque eso no significa que el juego sea sencillo y fácil.



Niveles y jefazos

Estamos ante un juego de plataformas en 3D de scroll lateral o vertical según el nivel, aunque Crash puede moverse no solo lateralmente o verticalmente ya que puede caerse por un fondo aunque se esté desplazando lateralmente (putada para los niveles de bonus, por no hablar durante la aventura).



La aventura de Crash transcurre en tres islas de Australia y cuentan con 26 niveles en total (2 de estos son ocultos), 1 especial (donde puedes acceder al final alternativo) y 6 jefes finales. Como particularidad del juego podemos decir que de esos 26 niveles, podemos dividirlos en 13 tipos de escenarios ya que se repite el mismo tipo de escenario con posterioridad pero con más dificultad, nuevos enemigos y saltos más difíciles. Atravesar un río sobre troncos, montar en un jabalí salvaje, atravesar un puente con niebla, un laboratorio, un castillo que se le va la luz, huir de una bola gigante, ascender por una tribu… encontramos una gran variedad de escenarios.



Estos niveles no son nada fáciles, sobre todo a partir de la segunda isla, ya que al principio no supone mucho reto pero luego la dificultad aumenta y un jugador novel puede desesperarse por momentos con algún salto determinado y sobre todo, ajustado (malditos puentes “Road to nowhere” y “The high road”).



Por suerte, aunque podamos dejarnos en algún nivel sin exagerar unas 5 o 6 vidas, podemos encontrar en algunos escenarios más de 10 vidas o incluso hasta por encima de 15, por lo que no te extrañe que en algún momento de tu aventura tengas 99 vidas… y siempre puedes retroceder hacia algún escenario del principio para recoger nuevas vidas o incluso salir del escenario pulsando “Start” + “Select”.



Unido a esto, en cada escenario encontramos unas cajas con la cara de una máscara, conocida como Aku Aku, que nos aporta un toque rival más en el caso de ser golpeado por el enemigo. Si golpeamos dos cajas, tendremos 2 toques más y si golpeamos una tercera, Crash será invencible durante unos segundos (aunque a los acantilados sigue siendo vulnerable…). Estas cajas son muy útiles para avanzar, por lo que lo realmente difícil de la aventura no serán los enemigos de los escenarios, sino los escenarios en los que debemos correr actuando rápidamente esquivando obstáculos (ese cerdo rabioso o la dichosa bola gigante a lo Indiana Jones que sigue haciendo historia en los videojuegos).



Junto a las cajas de Aku Aku encontramos en la aventura en determinados escenarios tres objetos que son caras de Nitro Brio, Neo Cortex o Tawna, que nos transportarán a un escenario de bonus para coger numerosas manzanas (cada 100 obtendremos una vida) e ítems de vida, e incluso podemos conseguir llaves (2 en total) que desbloquearán niveles secretos y que sólo se pueden conseguir completando los bonus de Neo Cortex.



Como no podía faltar, cada 4-6 escenarios nos encontraremos con un jefe de la zona. Nos encontraremos 6 jefes en total durante la aventura: Papu Papu (en la primera isla), Riper Roo y Koala Kong (en la segunda isla) y Pinstripe, Nitrus Brio y Neo Cortex (en la última isla). Estos jefes finales no son difíciles de vencer cuando sabes su patrón de movimiento y cómo golpearles, por lo que no debe llevarnos grandes complicaciones.



Aspectos técnicos

Crash Bandicoot goza de un buen apartado visual y en donde los personajes principales como los enemigos lucen bastante bien. Algunos escenarios están bastante bien, tanto los fondos, como los efectos de lluvia, las animaciones del fuego de las antorchas… pero hay otros que son algo simples e incluso pueden parecer vacíos y repetitivos, pero en general, no desentonan y rozan un nivel alto sin llegar a ser sobresaliente.  



La banda sonora del juego cae de la mano de Mutato Muzika, una productora musical que estaría ligada a Naughty Dog en sus siguientes entregas de Crash y Jak & Daxter, entre otras. Sin ser unas melodías inolvidables (¡ojo!, ¡no decimos que sean malas!), están bastante bien y encajan perfectamente en la aventura. Los sonidos se ciñen a los gritos de algunos enemigos, de Crash o las voces de Neo Cortex en el vídeo introductorio, y algunos obstáculos u objetos. 



El control de Crash es sencillo como ya comentamos al principio de análisis, pero no significa que sea de fácil manejo, ya que aunque responde muy bien a los saltos, hay que saber ajustarlos y a veces, de forma rápida, haciendo que por buscar precisión en un salto, nos falle el control, pulsando ligeramente una diagonal o una dirección diferente debido a que hay escenarios que estamos en tensión constante esquivando obstáculos y de forma precisa ya que si no lo hacemos nuestro personaje morirá. Esto puede hacer que la jugabilidad se resienta a veces debido a ese nivel que se atraganta, pero normalmente el juego engancha y mola avanzar en la aventura de Crash.  



A veces, un mal salto o ese salto preciso hace que dificultad del juego aumente considerablemente siendo algunos escenarios un auténtico reto para los jugadores el completarlos de forma perfecta sin cometer apenas errores y cogiendo todas las cajas. Podemos decir que el juego tiene “dos dificultades”: la normal, que es pasarse los escenarios de forma normal, muriendo alguna vez y continuando desde los “check point” (puntos en ciertos lugares de los escenarios, que cuando morimos comenzamos desde esa zona) y llegando a Neo Cortex; y la difícil, que consiste en pasarse el juego al 100% (pasarse los escenarios sin morir ni una vez y cogiendo todas las cajas).



La duración del juego gira alrededor de las 4-5 horas, pero completarlo al 100% puede disparar ese tiempo y llevarte al doble de tiempo. Existen numerosos vídeos en Internet donde podemos ver la aventura completada en menos de 1 hora, pero teniendo en cuanta que las personas que se lo pasan ya saben el lugar exacto de los ítems, que hacer, cómo esquivar determinados objetos… Si ya has jugado varias veces podemos decir que el tiempo puede reducirse a 2-3 horas. Este Crash Bandicoot es un juego en donde entrenas constantemente tus reflejos sin darte cuenta y ese nivel que te cuesta mucho pasarte, cuando lo superes y avances por las islas y retrocedas para repetirlo, verás cómo no se te resiste tanto.



A día de hoy…

Crash Bandicoot ya tiene unos añitos y podemos decir que el inicio de sus aventuras fue una gran sorpresa cuando salió y sus futuras ediciones en la gris de Sony serían un éxito aún mayor. Es un juego que ha envejecido bastante bien y se puede disfrutar como el primer día. Quizás no sea tan bueno como sus secuelas, pero es recomendable buscarle un hueco algún día y volver a vivir sus aventuras.



El juego se puede conseguir en la PS-Store para Playstation3, PS-VITA y PSP a un precio bastante asequible y si lo buscas para play en tiendas de segunda mano, no será tan fácil de encontrar en su versión Pal, ya que la segunda y tercera parte fueron más exitosas. Su precio PAL ronda los 25€ o incluso por encima. Si lo quieres más asequible, la versión japonesa ronda los 15€ y la versión digital a 5€. 



Sobre la saga de Crash, han salido más de 10 juegos de la saga, incluso algunos de carreras de Karts o minijuegos (Crash Bash) pero la esencia de Naughty Dog sólo estaría en las tres primeras partes de PSX, alcanzando un altísimo nivel en la tercera parte, y bajando mucho el nivel en posteriores versiones de PS2 y generaciones más modernas.



Conclusión

Crash Bandicoot es un juego que roza el sobresaliente pero no sabemos si son la falta de una melodía que se te quede grabada, un escenario carismático, falta de alguna habilidad, variedad de situaciones… este Crash es un juego bastante bueno, pero no llega a ser un juego excelente o esa es la sensación con la que nos quedamos. Es un muy buen juego, pero no es un juego que sea de los favoritos de tu consola o una de las razones por las cuales adquirir en su momento una PSX. ¿Merece Crash estar a la altura de Mario y Sonic? Quizás en esta primera parte era algo precipitado decirlo, pero iba en el buen camino. 



Volver a ANÁLISIS/REVIEWS DE
PLAY STATION/PSX/ PS ONE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios:

Publicar un comentario