Shadow Dancer [Análisis]



Joe Musashi vuelve a Mega Drive con una versión del juego de recreativas “Shadow Dancer”, pero a la vez bastante diferente y con los niveles completamente distintos. Comenzamos.  



PLATAFORMA: Mega Drive/ Sega Genesis
GÉNERO: Acción, Arcade
Nº DE JUGADORES: 1
IDIOMA: Inglés (T)
LANZAMIENTO: 1990
DESARROLLO: Sega
DISPONIBLE EN: Packs recopilatorios de Mega Drive para PS2, PS3, 360, PSP, VITA, consola virtual Wii.
PRECIO: 15-20€ completo.

Joe ha vuelto

En esta ocasión Joe no se enfrentará al malvado sindicato del crimen “Zeed” (“The Ring of Fire” en su versión de Master System) sino a la organización Lizard. Nos situamos en el año 1997 en la ciudad de Nueva York, en donde todo transcurre en paz tras la caída de Neo Zed hasta que aparece un monstruo despiadado que ataca implacablemente a los ciudadanos. Los ciudadanos que sobreviven serán capturados y el pánico inunda las calles. Pero tenemos a Joe Musashi con el sigilo y sus armas ninjas como principal referente acompañado de su fiel perro para acabar con la amenaza. Comienza el desafío de Joe.  


Yamato, el mejor amigo de Musashi

Joe vuelve en la consola de 16 bits de Sega y esta vez viene con la gran novedad perruna de Yamato, un perro husky siberiano (o esa parece su raza) que puede advertir a su dueño con ladridos de los enemigos que se encuentren cerca y también puede atacarles inmovilizándolos unos instantes para que Joe pueda acabar con ellos convirtiéndose en una gran ventaja, aunque a veces no nos ayude como quisiésemos ya que al mínimo golpe se convierte en un cachorrito y hasta que no pasen unos segundos no volverá a su tamaño normal.


Nuestro héroe tiene un aspecto muy parecido al Joe de Mega Drive en su aventura “The revenge of Shinobi”, pero esta vez viste más molón enseñando brazos con camiseta sin mangas, mientras que en recreativas el aspecto de Joe es igual que el que lucía en su primera aventura de Mega Drive. Joe cuenta con estrellas ninjas para lanzar a los enemigos y acabar con ellos, las cuales, son ilimitadas al igual que ocurría con la primera versión de recreativas y mastersystem, pero no con la primera aparecida en Mega Drive. Además, cuenta con su espada para atacar a los enemigos cuerpo a cuerpo y con una magia, la cual varía según el escenario en el que nos situemos y que representa a ataques de fuego, tierra, agua y viento. Esta última si se lanza, no se te puntuará una bonificación extra al finalizar el nivel.


En esta aventura Joe ha perdido determinadas cualidades ninja que tenía en “The revenge of Shinobi” como saltar más alto con doble salto y la posibilidad de lanzar cinco estrellas de un salto (puedes lanzar tres si realizas rápidamente el salto más el golpeo). Ahora dispone del salto alto que tenía en las primeras versiones de recreativa y consolas de 8 bits para subirse a lugares más altos o detrás de determinadas verjas. No sabemos si considerarlo un paso atrás o adelante ya que a veces se mostraba determinada imprecisión con el salto doble en la versión de 16 bits, aunque era fundamental para avanzar en la aventura.


¿Union Lizard o Neo Zerd?

Shadow Dancer da un pasito atrás respecto a “The revenge of Shinobi” respecto a dificultad y duración y se debe a que 5 escenarios, aunque se dividan en tres subfases cada uno (excepto en el último escenario que son 6, pero más cortos), siendo esta última el jefe final, se nos antoja algo escaso. Puede que esto se intente “esconder” añadiendo dificultad al juego, ya que disponemos de un solo toque de vida como ocurre con la versión de recreativa, pero nos sigue resultado pobre y además el juego no supone una excesiva dificultad en comparación con lo que tuvimos que pasar en la primera versión de 16 bits. Es cierto que nos encontraremos con pequeños momentos durante la aventura que nos sintamos rodeados por enemigos, pero la utilización de la magia es buen momento en esos casos o si no, correr, esquivar y golpear.


En los juegos de beat’em Up de estas épocas solíamos los jugones a dejarnos la valiosa magia para el final del escenario para determinados jefes finales. Pues en este caso, no será necesario ya que los jefes finales son bastante asequibles. De echo, no existe apenas diferencia entre los jefes de un escenario con otro, cuando debía ser ligeramente más duros, aunque esto no quita la posibilidad de dejarse vidas, ya que como siempre, hasta que no se conozca el patrón de lucha no será tan fácil.  


En esta ocasión no nos enfrentamos a Terminator, Godzilla o Spiderman (Union Lizard, hay que contratar villanos con carisma…), sino que a un samurái-escarbajo gigante, una pared-roca con manos gigantes, una enorme pelirroja que nos lazará discos cortantes, una rueda giratoria que lanza fuego y el jefe de la organización Lizard. La verdad que algunos enemigo necesitan mejorar su original planteamiento (la rueda que lanza fuego... ) aunque hay otros que por el escenario ya nos tienen ganados (luchar encima de la estatua de la libertad es una gran experiencia).


Antes de llegar a estos peculiares enemigos debemos pasar los peligros y secuaces de Lizard que van desde soldados que nos disparan, ninjas de distintos colores y diferentes ataques, soldaos que se convierten en bola y nos atacan, guerreros con escudos que nos lanzarán discos, ninjas con cuchillos… y poco más. Son muy repetitivos y falta variedad.


Los cinco escenarios de la aventura son poco originales y son bastante típicos para la época y no se salen de lo común.

Round 1: Burning Downtown. Una ciudad destruida por la Union Lizard en donde el peligro no sólo se reparte con los enemigos ya que el fuego puede aparecer de las alcantarillas y acabar con nosotros, algunos edificios se parten debido a que la tierra se abre o caen trozos de edificio del techo. Al final del escenario nos espera el samurái-escarabajo.


Round 2: Battle on the railway. Nos trasladamos a un Puente en donde caerse al agua y morir es una posibilidad, para luego continuar la aventura por las vías del ferrocarril y viéndonos obligados a saltar verjas para acabar con todos los enemigos y poder avanzar sin problemas. Al final del escenario nos espera la pared-roca con manos gigantes.


Round 3: Statue of Liberty. Como su nombre indica nos espera movernos por la Estatua de la Libertad, o mejor dicho, ascender por ella subidos en un elevador y en donde los enemigos no pararán de aparecer. Para llegar al elevador habremos subido por un andamio en la primera fase de este escenario. Además, un helicóptero aparecerá a ratos para intentar acabar con el bueno de Joe por lo que esquivarle es obligatorio. Arriba del todo no nos espera el helicóptero, sino una pelirroja que nos lanzará discos cortantes.


Round 4: In the Darkness. El título del escenario refleja lo que nos esperará. Transcurre en el interior de una cueva donde unido a los enemigos, los barrancos y la oscuridad serán el gran problema, ya que hay partes del escenario que no se ven. Disparar a la oscuridad constantemente es obligatorio. Al final del escenario nos espera una rueda que lanza fuego mientras gira en el exterior de la cueva.


Round 5: Union Lizard. Escenario final en donde hay que andarse con mucho cuidado ya que durante las cinco habitaciones que consta el nivel, cada una tendrá unos enemigos determinados. Cuando salgamos de la habitación 5 nos enfrentaremos a Lizard y sus secuaces ninja.


Con todo esto, queda demostrado en el juego que los escenarios son bastante oscuros y tétricos, que carecen de novedades respecto a su antecesor ya que algunos escenarios nos recuerdan demasiado al la versión “The revenge of Shinobi” y que pueden resultar bastante simples. Al ser de un juego posterior a “The revenge of Shinobi” esperábamos mayores novedades en el apartado visual, aunque quizás salir el mismo año ambos les dificultó la originalidad a los diseñadores/creadores.


Esto me suena…

Shadow Dancer no sólo supone un paso hacia la versión anterior de “Shinobi” en 8 bits en los controles del personaje sino que además guarda otras características como señalarnos la puntuación de Joe por cada enemigo que va derrotando, un tiempo determinado para completar los escenarios (aunque se pueden completar en la mitad de tiempo o en menos) o rescatar civiles en los escenarios, en donde esta vez se sustituye por los niños secuestrados de la versiones de 8 bits y recreativa.


También encontramos los bonus característicos de las versiones de recreativas en donde debemos acabar con todos los enemigos de la pantalla mientras caemos entre dos rascacielos (algunos jugones dicen que son las Torres Gemelas) sin que se nos escape ninguno con vida. Si lo logramos nos darán 3 vidas, en el caso de que se nos escapen entre 1-3 conseguiremos 2, y si dejamos a todos vivos, conseguiremos 1. Si matamos sólo unos pocos conseguiremos puntos únicamente. Realmente son bastante difíciles de superar al 100% y muy desesperantes por momentos.


Apartado técnico

Los escenarios y gráficos ya hemos comentado que están a un nivel muy similar a los de la versión “The revenge of Shinobi”, pero por momentos algunos escenarios no llegan a esa calidad y no es porque sean inferiores gráficamente ya que son prácticamente iguales de nivel, pero son bastante sosos o aportan pocas novedades al género ya que siempre es más de lo mismo. No es lo mismo tres-cuatro escenarios que sorprendan la experiencia que jugar en una cueva, una ciudad destruida o algunos escenarios ya vistos en anteriores aventuras.


El apartado sonoro se encuentra a buen nivel, los sonidos son los comunes: sonido de Joe cuando salta, coger objetos, el ruido de las estrellas ninja y ataques cuerpo a cuerpo… aunque el sonido de los ladridos de Yamato a veces llega a resultar molesto, en general están bien. La banda sonora es bastante buena ya que las músicas acompañan a la aventura y siguen la estela de “The revenge of Shinobi”, pero esta vez sin el gran maestro Yuzo Koshiro.



Los controles sobre nuestro protagonista son bastante sencillos, con un botón salta, otro la magia y con el último ataca. Si mantenemos pulsado abajo y el botón de golpeo, Yamato atacará y si pulsamos el salto junto al pad direccional arriba o abajo, subirá o bajará a un nivel superior/inferior del escenario. Joe responde bastante bien a los controles por lo que en este apartado Shadow Dancer es muy bueno.


La dificultad del juego es un aspecto a destacar entre comillas. ¿Es más difícil que “The revenge of Shinobi”? Es más difícil al principio, ya que tenemos sólo un toque de vida, pero con la práctica se avanzará más fácilmente y al final resulta no ser un juego tan desesperante por momentos como el anterior. Imaginad un “The revenge of Shinobi” con solo un toque de vida… Como comentamos arriba, creemos que pusieron un solo toque a Joe para parecerse más a la recreativa y alargar la vida del juego (cuando le cojas el truco a determinados escenarios puedes completar el juego en menos de media hora). Además, en los primeros escenarios se encuentran bastantes vidas y “Power ups” que hacen nuestros ataques más potentes.


Shadow Dancer es un juego bastante divertido y su toque arcade hace que esta aventura sea bastante satisfactoria, aunque ya sabemos el inconveniente que supone jugar a un juego en donde a la mínima morimos debido a nuestra escasa salud. Con práctica iremos avanzando poco a poco y finalmente podremos lograr el objetivo de Musashi de acabar con la Union Lizard, que por cierto, en esta aventura de Joe su objetivo no solo es rescatar a los ciudadanos sino que además se esconden los típicos motivos de venganza de los héroes en esta época ya que el dueño verdadero de Yamato y amigo de Joe, Dick Kato, murió a manos de esta organización del crimen.


A día de hoy…

La experiencia en Shadow Dancer es muy parecida a “The revenge of Shinobi” pero a la vez bastante diferente. La esencia del personaje y la sensación de aventura sigue radiando en el cartucho, pero la dificultad añadida de tener solo un toque de salud hace que sea un reto añadido al principio. Gráficamente luce bastante bien al igual que la versión anterior y apenas innova respecto a esta por mucho perro que nos acompañe. 


La aventura de Joe en esta segunda parte pasó por nuestras manos de forma algo desapercibida en su momento ya que quizás el nombre título, el sistema de juego o la fecha en la que salió, hicieron que algunos ni supiesen que se tratase de las aventuras de Joe. Como curiosidad en Japón, no es Joe el personaje sino su hijo quien controlamos, aunque el juego es exactamente igual y el personaje también, pero la historia tiene esa variante (además de la portada por supuesto…).


Esta aventura puede encontrarse en recreativas, versión más que recomendable y en consolas y ordenadores de 8 bits aunque técnicamente ya sabemos que está a un nivel inferior y que es una conversión de recreativa y no una adaptación como este Shadow Dancer.


El juego es bastante más difícil de encontrar que “the revenge of Shinobi” y “The return of Shinobi”, pero aún así lo podemos encontrar en la tienda de Wii. Además hay numerosos “packs” recopilatorios de juegos de Sega que fueron saliendo tanto en Mega Drive como en consolas superiores como PlayStation, Xbox, PS2… Jugar con Joe no es tan difícil como completar su aventura.



Conclusión

Joe volvió a Mega Drive en esta aventura en donde el nombre del título, la portada inclusive, el año, el nivel técnico general, el planteamiento y pocas novedades excepto Yamato, hicieron de este juego no un paso atrás, pero continuaba en la misma línea sin producir apenas novedades respecto a su versión anterior. Es un buen juego pero no supera su versión anterior. 



Volver al ANÁLISIS/REVIEWS
MEGA DRIVE/ SEGA GENESIS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios:

Publicar un comentario